sábado, 4 de noviembre de 2017

THE SHOW MUST GO ON: El Show debe continuar

   Metieron en cana al vicepresidente de Cristina Fernández, Amado Boudou, engrosando la lista de los detenidos junto a Báez, Milani, López, Salas, De Vido y otros más, desde que asumió Macri la presidencia de la Nación.
   Me pregunto y les pregunto, ¿está bien que vayan presos los corruptos? Por supuesto que deben ser encarcelados. No solo eso, deben ir todos, en tiempo y forma, como también los traidores a la Patria -figura jurídica contemplada por la Constitución, hoy confinada  al "arcón de los recuerdos"-.
   Otra pregunta, ¿es una persecución política este proceso, según reiteró en varias oportunidades la ex presidente de la Nación? La respuesta es "no positiva", según el término acuñado por el vice presidente mendocino. No es política, pero si "judicial", pues intenta juzgar causas de delitos.
   Pero -siempre hay un "pero" para quienes buscamos la quinta pata en el deseo de acercarnos a la verdad-, ciñéndonos estrictamente a lo jurídico, debemos preguntarnos también, si los procedimientos de detención seguidos en estas causas fueron los correctos. Y, en honor a la verdad, objetivamente, debemos respondernos otra vez en forma negativa: todos los corruptos encanutados hasta el momento, lo fueron en forma preventiva, sin condena y por causas menores.
   Sabemos lo difícil que es, en Argentina, juzgar y meter tras las rejas -en cárceles comunes- a funcionarios del gobierno anterior, pues siempre cuentan con la mirada de soslayo del gobierno de turno, que deja pasar el tiempo transformando las "causas" en procesos prolongados -de años-, engorrosos y minados de triquiñuelas judiciales, que acaban metiendo "en cana" solo a perejiles, para mi, "chivos expiatorios" para justificarse -ante una opinión pública y electorado miopes-, de haber realizado lo que debían. Cuando en realidad -secreto a voces-, es una parodia más de las ofrecidas por la sacro santa democracia. Es como si la clase política haya realizado un pacto de silencio -independiente de los partidos- en el que existe el acuerdo donde la premisa es: yo no te jodo, vos no me jodés.
   Además -siempre en el mismo tema-, parece que los jueces "despertaron abruptamente" de la siesta que se pegaron durante los años de la "década robada" del gobierno kchorro. Aunque más que siesta, esta parece un proceso de hibernación, estado de letargo en el que se reducen o anulan las reacciones orgánicas, en este caso -o caos-, cívicas.
   Considerando los aspectos mencionados más arriba, sumados al espectáculo circense ofrecido por los medios en flagrante violación a la intimidad personal de los detenidos, que por más delincuentes presuntos que sean, sus delitos recién se están investigando; teniendo en cuenta todo esto, decía, reflexiono en lo poco serio del procedimiento, echando a perder o eclipsando lo bueno del mismo.
Termino quedándome -igual que el pequeño actor por entonces, Rodrigo Noya de la serie "Hermanos y Detectives"- con el interrogante: ¿no es sospechoso?
Resultado de imagen para democracia show

1 comentario: